LOS XENARTROS

Actualmente existen seis especies de perezosos, diez especies de hormigueros y 22 especies de armadillos.

El número total de xenartros actuales puede sorprender a algunos lectores, ya que hasta hace poco era más bajo. El surgimiento de nuevas técnicas morfométricas y, especialmente, moleculares ha sacudido la estabilidad de la taxonomía de los xenartros y resultó en importantes cambios – un proceso que recién ha empezado y seguramente llevará a cambios taxonómicos adicionales en el futuro cercano. Se han descrito nuevas especies, mientras que otras resultaron ser simplemente variaciones de la misma especie, lo cual llevó a la combinación de dos especies en una sola, un proceso conocido como sinonimización.

El registro paleontológico sugiere que los xenartros se originaron en América del Sur y posteriormente se dispersaron por todo el Neotrópico. 

Todas las especies, tanto las actuales como las extintas, se encuentran en distintas regiones de las Américas. La mayoría de ellas habita en América del Sur, unas pocas se pueden encontrar en América Central y sólo una especie actual, el armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus), está presente en América del Norte (sur de los Estados Unidos).

Estas 38 especies actuales representan sólo un pequeño fragmento de un conjunto de taxones fósiles mucho más diverso, que incluye las tan conocidas rarezas como los perezosos terrestres gigantes y los gliptodontes. Actualmente la evidencia molecular indica que el grupo Xenarthra representa uno de los cuatro clados principales de los mamíferos placentarios.

LOS XENARTROS

Actualmente existen seis especies de perezosos, diez especies de hormigueros y 22 especies de armadillos.

El número total de xenartros actuales puede sorprender a algunos lectores, ya que hasta hace poco era más bajo. El surgimiento de nuevas técnicas morfométricas y, especialmente, moleculares ha sacudido la estabilidad de la taxonomía de los xenartros y resultó en importantes cambios – un proceso que recién ha empezado y seguramente llevará a cambios taxonómicos adicionales en el futuro cercano. Se han descrito nuevas especies, mientras que otras resultaron ser simplemente variaciones de la misma especie, lo cual llevó a la combinación de dos especies en una sola, un proceso conocido como sinonimización.

El registro paleontológico sugiere que los xenartros se originaron en América del Sur y posteriormente se dispersaron por todo el Neotrópico.

Todas las especies, tanto las actuales como las extintas, se encuentran en distintas regiones de las Américas. La mayoría de ellas habita en América del Sur, unas pocas se pueden encontrar en América Central y sólo una especie actual, el armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus), está presente en América del Norte (sur de los Estados Unidos).

Estas 38 especies actuales representan sólo un pequeño fragmento de un conjunto de taxones fósiles mucho más diverso, que incluye las tan conocidas rarezas como los perezosos terrestres gigantes y los gliptodontes. Actualmente la evidencia molecular indica que el grupo Xenarthra representa uno de los cuatro clados principales de los mamíferos placentarios.

Existen dos grupos distintos incluidos dentro de los Xenarthra: 

(1) Los Cingulata, que incluyen a todos los armadillos actuales (familias Dasypodidae y Chlamyphoridae) pueden identificarse fácilmente por la coraza o armadura que cubre dorsalmente su cabeza, y por un estuche que protege completamente su cola (excepto los armadillos del género Cabassous que tienen la cola desnuda). Aunque todos los armadillos comen insectos, algunas especies pueden ingerir otros ítems alimentarios, como plantas, pequeños vertebrados e incluso carroña.


(2) Los Pilosa,
que a su vez comprenden dos grupos:
Vermilingua, que incluye a los hormigueros (familias Myrmecophagidae y Cyclopedidae): su característica más destacada es que poseen un largo hocico y una lengua muy larga y prensil que les ayuda a capturar hormigas y termitas, sus presas preferidas. Además, los hormigueros no tienen dientes.
Folivora (= Tardigrada o Phyllophaga), que incluye a los perezosos (familias Bradypodidae y Megalonychidae): los perezosos modernos viven casi exclusivamente en los árboles, mientras que las formas prehistóricas eran mucho más grandes y principalmente terrestres. Los perezosos son famosos por sus movimientos lentos y su extraña habilidad para esconderse en las copas de los árboles. Todos los perezosos se alimentan casi exclusivamente de plantas.

Si bien a primera vista los armadillos, perezosos y hormigueros tienen una apariencia bastante distinta, poseen varias similitudes que llevó a su inclusión en el mismo superorden, los Xenarthra. Por ejemplo, todos poseen articulaciones atípicas entre sus vértebras, de las cuales se deriva el nombre Xenarthra (xenos = extraño y arthros = articulación en griego). Estas articulaciones adicionales sólo existen en los armadillos, perezosos y hormigueros. Además, todos los xenartros tienen una dentición reducida. La forma más extrema se puede ver en los hormigueros que no tienen dientes. Los perezosos y armadillos tienen un número variable de dientes simples, de crecimiento continuo y sin esmalte. Por lo tanto, no es correcto llamarlos “Edentata”, edentados o desdentados (=sin dientes), como algunas personas aún hacen, ya que sólo los hormigueros realmente carecen de dientes. Irónicamente, la revista de nuestro Grupo de Especialistas se llama Edentata porque es el nombre que se utilizaba comúnmente para este grupo de mamíferos hasta hace unas décadas atrás.

Los xenartros comparten algunas otras peculiaridades, como por ejemplo una baja tasa metabólica, lo que significa que utilizan menos energía que otros mamíferos de su tamaño, y una temperatura corporal baja y variable.

Los pangolines (Orden Pholidota) y los cerdos hormigueros (Orden Tubulidentata) fueron históricamente agrupados con los hormigueros, perezosos y armadillos dentro del grupo denominado Edentata (= sin dientes). Sin embargo, estudios moleculares y anatómicos confirmaron que los xenartros, pangolines y cerdos hormigueros no están emparentados y se han desarrollado independientemente. Su similitud anatómica representa un excelente ejemplo de evolución convergente que refleja su especialización a la dieta de insectos coloniales.

¡Le invitamos a explorar el fascinante mundo de los armadillos, perezosos y hormigueros! En las descripciones de especies, podrá encontrar información sobre su biología, distribución y estado de conservación, así como las amenazas a que estos carismáticos animales se enfrentan.

Existen dos grupos distintos incluidos dentro de los Xenarthra: 

(1) Los Cingulata, que incluyen a todos los armadillos actuales (familias Dasypodidae y Chlamyphoridae) pueden identificarse fácilmente por la coraza o armadura que cubre dorsalmente su cabeza, y por un estuche que protege completamente su cola (excepto los armadillos del género Cabassous que tienen la cola desnuda). Aunque todos los armadillos comen insectos, algunas especies pueden ingerir otros ítems alimentarios, como plantas, pequeños vertebrados e incluso carroña.


(2) Los Pilosa, 
que a su vez comprenden dos grupos:

Vermilingua, que incluye a los hormigueros (familias Myrmecophagidae y Cyclopedidae): su característica más destacada es que poseen un largo hocico y una lengua muy larga y prensil que les ayuda a capturar hormigas y termitas, sus presas preferidas.

Además, los hormigueros no tienen dientes.

Folivora (= Tardigrada o Phyllophaga), que incluye a los perezosos (familias Bradypodidae y Megalonychidae): los perezosos modernos viven casi exclusivamente en los árboles, mientras que las formas prehistóricas eran mucho más grandes y principalmente terrestres. Los perezosos son famosos por sus movimientos lentos y su extraña habilidad para esconderse en las copas de los árboles. Todos los perezosos se alimentan casi exclusivamente de plantas.

Si bien a primera vista los armadillos, perezosos y hormigueros tienen una apariencia bastante distinta, poseen varias similitudes que llevó a su inclusión en el mismo superorden, los Xenarthra. Por ejemplo, todos poseen articulaciones atípicas entre sus vértebras, de las cuales se deriva el nombre Xenarthra (xenos = extraño y arthros = articulación en griego). Estas articulaciones adicionales sólo existen en los armadillos, perezosos y hormigueros. Además, todos los xenartros tienen una dentición reducida. La forma más extrema se puede ver en los hormigueros que no tienen dientes. Los perezosos y armadillos tienen un número variable de dientes simples, de crecimiento continuo y sin esmalte. Por lo tanto, no es correcto llamarlos “Edentata”, edentados o desdentados (=sin dientes), como algunas personas aún hacen, ya que sólo los hormigueros realmente carecen de dientes. Irónicamente, la revista de nuestro Grupo de Especialistas se llama Edentata porque es el nombre que se utilizaba comúnmente para este grupo de mamíferos hasta hace unas décadas atrás.

Los xenartros comparten algunas otras peculiaridades, como por ejemplo una baja tasa metabólica, lo que significa que utilizan menos energía que otros mamíferos de su tamaño, y una temperatura corporal baja y variable.

Los pangolines (Orden Pholidota) y los cerdos hormigueros (Orden Tubulidentata) fueron históricamente agrupados con los hormigueros, perezosos y armadillos dentro del grupo denominado Edentata (= sin dientes). Sin embargo, estudios moleculares y anatómicos confirmaron que los xenartros, pangolines y cerdos hormigueros no están emparentados y se han desarrollado independientemente. Su similitud anatómica representa un excelente ejemplo de evolución convergente que refleja su especialización a la dieta de insectos coloniales.

¡Le invitamos a explorar el fascinante mundo de los armadillos, perezosos y hormigueros! En las descripciones de especies, podrá encontrar información sobre su biología, distribución y estado de conservación, así como las amenazas a que estos carismáticos animales se enfrentan.