Hormiguero sedoso de Centroamérica

(Cyclopes dorsalis)

otros nombres comunes

Serafín del platanar
Serafín
Flor de balsa
Osito melero
Miquito de noche
Ceibita
Tapacara

Taxonomía

Orden: Pilosa
Familia: Cyclopedidae

descripción

Hasta hace poco se pensaba que solo había una especie de hormiguero sedoso; sin embargo, una investigación de 10 años realizada por Miranda et al. (2018) aportó pruebas de que en realidad hay siete especies de Cyclopes.

El hormiguero sedoso de Centroamérica tiene una longitud de cabeza y cuerpo de 18,5 a 21,5 cm, una cola de 17 a 22,5 cm de largo y pesa entre 155 y 275 gramos. Su color es bastante diferente al de las otras especies de Cyclopes: el pelaje del cuerpo, las extremidades y la cola es muy amarillo, y hay una franja dorsal irregular pero distintiva y, en algunos individuos, una franja ventral débilmente marcada.

distribución

Este hormiguero sedoso ocurre desde el sur de México hasta los valles interandinos de Colombia y a lo largo de la costa del Pacífico de Colombia y Ecuador.

HáBITAT Y ECOLOGía

Esta especie habita manglares y selvas tropicales. Tiene hábitos arbóreos y nocturnos. En la Isla Barro Colorado en Panamá, el área de acción de un macho fue 11 hectáreas, y el área de acción promedio de cuatro hembras fue de 2,9 hectáreas.

dieta

No hay información disponible sobre la dieta de esta especie, pero se supone que es un insectívoro oportunista que se alimenta principalmente de hormigas.

reproducción

La duración de la gestación es de 120 a 150 días.

amenazas

Las amenazas a esta especie son desconocidas. Probablemente se ve afectada por la pérdida de hábitat, especialmente la degradación de los manglares.

tendencia poblacional

Desconocida.

estado de conservación

El riesgo de extinción de esta especie no se ha evaluado desde la nueva clasificación taxonómica. Por lo tanto, debe considerarse No Evaluado (NE).

hechos curiosos

Tres antiguas subespecies de Cyclopes didactylus han sido sinonimizadas para la descripción de esta especie: Cyclopes didactylus eva, Cyclopes didactylus mexicana y Cyclopes didactylus dorsalis. La especie mantuvo el nombre científico de esta última subespecie porque era la más antigua de las tres. Esta norma se utiliza en el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica, una convención ampliamente aceptada en zoología que rige la denominación científica formal de los animales.